Los 9 Ejemplos Prácticos de Ética Profesional

Un trabajo de las prácticas constructivas y a la vez más desalentadoras del mundo laboral
Un trabajo de las prácticas constructivas y a la vez más desalentadoras del mundo laboral

La ética profesional es el conjunto de normas y principios que las personas aplican en el día a día en el ejercicio de su actividad profesional; puede estar recogida en un código profesional, puede estar constituida por un conjunto de reglas ajustadas a la moral y al correcto proceder de una sociedad determinada.

La ética profesional es especialmente importante cuando surgen conflictos entre el desarrollo de un trabajo o actividad; los intereses propios o de terceros y la conciencia ética personal de la persona.

1. Competencia profesional

Éticamente es fundamental en una persona que hace ejercicio de su profesión tener las competencias necesarias para el cargo o función que desempeña, un profesional no debe postularse ni asumir encargos o tareas para las cuales no tenga ni el conocimiento, la experiencia o la debida preparación. Un medico por ejemplo, no puede ejercer de abogado o de otra profesión que no sea la suya.

2. Manejo responsable de la información

La información a la que se tiene acceso en razón del cargo o la función que se desempeña debe ser manejada con suma medida por el profesional bien ante el personal de la empresa o compañía o bien frente a todos aquellos individuos externos a esta; en ocasiones hay informaciones confidenciales que pueden afectar o dañar los intereses de la propia empresa por eso un buen profesional será discreto y actuará de acuerdo a las responsabilidades de su función.

3. Secreto profesional

La información que llega a manejar una persona por razones del ejercicio de su profesión debe ser guardada con diligencia y cautela, pues está refugiada y protegida por la ley dentro de lo que se conoce como secreto profesional: Por ejemplo: de ello lo constituyen los médicos, psicólogos, abogados y otros.

4. Respeto entre colegas

El respeto entre colegas es fundamental en el ejercicio de cualquier profesión, un buen profesional no debe deshonrar, insultar, molestar o engañar a sus propios colegas o a otros profesionales que le rodean, al expresarse sobre estos debe hacerlo con respeto y consideración.

5. La inclusión como práctica cotidiana

En el ejercicio de nuestra profesión debemos tratar con todo tipo de personas (empleados, jefes, colegas, inversores, clientes, etc.), de diferente origen característico o social de distintas edades y grados de formación con variadas creencias religiosas y opciones personales; debemos asegurarnos por lo tanto de que nuestras acciones y decisiones de personalidad profesional no estén sujetas a ningún tipo de prejuicio de este tipo de (discriminación, segregación, exclusión, etc.) que pueda perjudicar la dignidad humana de una persona.

Los trabajos para mujeres existe, una cierta tendencia en profesiones en las que las mujeres se ven mayormente favorecidas en la contratación

6. Ética financiera

La información financiera de una empresa, compañía, negocio o transacción y su manejo responsable son primordiales en un profesional; el falseo de datos financieros, tanto a la alta como a la baja, así como el uso de información confidencial para obtener beneficios en el mercado son todas conductas penadas que deben evitarse en las empresas.

7. Comportamiento honesto

En el ejercicio de nuestras funciones siempre tendremos acceso a información, contactos, influencias o recursos; la utilización antiética de cualquiera de estos medios pueden derivar en comportamientos corruptos o deshonestos como el manejo de dinero ajeno, la manipulación de personas, informaciones o datos, el robo y el fraude, comportamientos, todos ellos, con graves consecuencias legales.

 

8. Responsabilidad social

Un profesional debe rechazar cualquier tarea o prestación de servicios cuando tenga conocimiento de que estos puedan ser empleados de manera perjudicial a los intereses de otras personas, grupos, instituciones o comunidades. Es más, las operaciones de una empresa pueden afectar negativamente la vida de una comunidad, en estos casos lo más conveniente es rechazar y de ser posible denunciar este tipo de actividades.

9. Cuidado del medio ambiente

Toda actividad económica ya sea industrial o empresarial tiene impacto en el medio ambiente y en las comunidades ruidos, emisiones de gases, consumo energético, contaminación del agua, producción de desechos; evitar a toda costa causar daños medio ambientales debe ser la única opción ética en toda actividad profesional.

7 ejemplos de ética en la vida cotidiana

La ética es la parte de la filosofía que reflexiona sobre el hecho moral, es decir sobre lo que está bien o está mal, así pues en nuestro día a día nos ajustamos a ciertos principios o reglas que guían u orientan nuestra conducta, de este modo podemos distinguir lo que es bueno de lo que no lo es lo correcto de lo incorrecto.

La ética puede ser observada en nuestra vida cotidiana en todas las  decisiones y comportamientos con los que nos conducimos bien sea en el trabajo o la escuela en la forma en que nos relacionamos con nuestros seres queridos o con las demás personas; así como con el medio ambiente, es gracias al respeto de todos estos principios y reglas que creamos las condiciones adecuadas para convivir en sociedad; por eso a continuación te comentamos siete ejemplos de ética en distintos ámbitos de nuestra vida cotidiana.

Un trabajo de las prácticas constructivas y a la vez más desalentadoras del mundo laboral
Un trabajo de las prácticas constructivas y a la vez más desalentadoras del mundo laboral

1. Ética personal

La ética puede aplicarse a la vida personal de alguien que contempla no solo sus relaciones con la familia también los amigos y la pareja; sino también su relación consigo mismo y la forma en que actúa y toma decisiones en función de sus valores morales fundamentales. La ética en la vida personal está también atravesada por los sentimientos, las emociones, las sensaciones, los sueños, las ideas y las opiniones de una persona que son en definitiva los que determinan su forma de ser y comportarse en la vida íntima.

2. Ética en la vida profesional

En el ámbito laboral la ética profesional está contenida en los códigos deontológicos que regulan la actividad profesional; es decir el conjunto de normas y principios que obligatoriamente deben cumplirse en la práctica de una profesión; el comportamiento ético; además otorga al profesional de prestigio y reputación lo hace confiable y demuestra sus capacidades no solo en el plano de la ejecución de sus tareas sino en la forma de hacerlas con detención a las normas morales.

3. Ética en la escuela

Cuando asistimos a una institución educativa vamos para formarnos como ciudadanos en los valores sociales y con los conocimientos de nuestros tiempos.

Por eso la escuela o la universidad son lugares donde al relacionarnos con los demás también aprendemos a comportarnos de manera ética; siendo honestos, respetuosos y leales con nuestros compañeros, reconociendo la autoridad del docente y cumpliendo con nuestros deberes y responsabilidades.

4. Ética social

La ética trabajadora a la vida social en general se demuestra en valores como el respeto; la tolerancia, la honestidad, la inclusión y la igualdad; así la ética social aparece en todas las relaciones que mantenemos con los otros por distintas razones que pueden ser económicas, políticas, laborales, ciudadanas, incluso circunstanciales.

5. Ética ciudadana:

Practicamos ética ciudadana al relacionarnos con respeto y responsabilidad con el otro y con el espacio en que vivimos, que compartimos con otras personas como la ciudad, el barrio, la calle, incluso nuestra residencia o nuestro piso; la ética ciudadana observa un conjunto de reglas relacionadas con la forma adecuada de comportarnos en los espacios públicos, no solo respetando los derechos del otro sino siendo amables y bondadosos con los demás.

6. Ética medio ambiental:

La manera en que nos relacionamos con el medio ambiente implica ciertas reglas éticas; que se basan en el respeto y cuidado de la naturaleza los animales, los recursos y el equilibrio ecológico de un lugar; la ética medio ambiental está también en la forma en que tratamos los desperdicios que producimos y en la utilización consciente y responsable de los recursos que pone la naturaleza a nuestra disposición.

7. Ética económica:

La ética también se manifiesta en la forma en que manejamos nuestros recursos económicos; evitando malgastar, aprovechando de ahorrar, e invirtiendo nuestro dinero en negocios rentables de integridad moral; la ética en la economía también implica evitar el dinero sucio, proveniente de actividades inmorales como el narcotráfico o la venta de armas o beneficiarnos de las dificultades de los otros como quienes practican el provecho para el beneficio de ellos mismos.

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *